Blog de Avanxel

4 motivos para tener un aparato de presoterapia en tu centro de estética

 

Dado que la función principal de un aparato de presoterapia es realizar un drenaje linfático, nos puede dar la impresión de que este equipo es totalmente prescindible en un centro de estética. La realidad es que sí que es posible realizar un buen drenaje linfático de forma manual. Sin embargo, si lo piensas bien, disponer de un equipo de presoterapia nos puede solucionar bastante la vida y ser el complemento perfecto en cabina para muchos tratamientos corporales. Vamos a explicar un poquito más:

¿Qué es la presoterapia?

La presoterapia consiste en un sistema de compresión que dispone de cinco cámaras independientes. Estas cámaras se colocan alrededor de las extremidades y se van llenando de aire a presión al poner en marcha el dispositivo. Esto se lleva a cabo mediante un equipo estético que básicamente realiza de forma mecánica un drenaje linfático.

¿Cómo funciona el aparato presoterapia?

El cobertor o botas que se colocan en las extremidades se va llenando de modo secuencial en las distintas secciones. De esta manera actúa gradualmente desde la planta de los pies hasta llegar a los nódulos linfáticos centrales, produciendo un “efecto de oleaje”. Esto hace que sea posible combinar el equipo en distintos tratamientos de modelaje corporal, flacidez y alteraciones circulatorias y linfáticas.

¿Motivos para tener un aparato de presoterapia de Avanxel en tu centro de estética?

  1. Versatilidad. Una de las razones por las cuales este equipo es tremendamente útil para un centro de estética es su versatilidad: se puede realizar una sesión solo con presoterapia o también combinándola con otros tratamientos en la misma sesión. Por ejemplo, en tratamientos contra la celulitis es recomendable trabajar el sistema linfático ya que activa la circulación sanguínea y mejora la reabsorción de líquidos. En este caso, se combinaría la presoterapia con otras técnicas.
  2. Resultados inmediatos. El cliente obtendrá resultados desde las primeras sesiones en tratamientos como la retención de líquidos y piernas pesadas. En estos casos, los resultados se notan desde la primera sesión.
  3. Optimización del tiempo. Al realizar un drenaje linfático mecánico no es necesaria la intervención de una esteticista en cabina durante el tiempo que dura dicho drenaje. De este modo, aunque esta técnica también se puede realizar de forma manual, podremos “liberar” a una persona durante ese tiempo, que puede dedicar a otro tipo de tratamientos en que sí sea necesaria.
  4. Equipo rentable. Debido a que en un mismo equipo disponemos de presoterapia, termoterapia y electroestimulación este aparato resulta altamente rentable para un centro de estética. De este modo podremos realizar numerosos tratamientos de: drenaje y activación de la circulación venosa (presoterapia), sesiones relajantes y de eliminación de toxinas (termoterapia), reafirmación de la musculatura profunda e incremento de la lipólisis de los adipocitos (electromodelaje).
04/07/2017 Aparato Presoterapia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies